El nuevo modelo económico: la economía colaborativa

sharing-economy-group-people-graphic-600

Fuente: RSA

Cuando estalló la crisis económica, se crearon unas nuevas necesidades de ahorro que plantearon un nuevo escenario para los consumidores. Gracias a Internet y las nuevas tecnologías, nació una forma alternativa de comprar y vender bienes y servicios orientada al “intercambio” de los mismos. Naciendo así la economía colaborativa y el consumo colaborativo.

La relación entre quien ofrece un producto y quien tiene una necesidad concreta está cambiando de manera significativa.

Pero, ¿qué es la economía colaborativa? Se trata de un modelo basado en prestar, alquilar, comprar o vender productos en función de necesidades específicas y no tanto en beneficios económicos. De hecho, en este sistema es posible que el dinero no sea el único valor de cambio para las transacciones. Los servicios son considerados bienes de intercambio.

Se trata de una manera de reinventar el sistema empresarial haciendo partícipes a los consumidores, que se han convertido en prosumidores, productores a la vez de consumidores.

Como su propio nombre indica, es un modelo centrado en la colaboración y la ayuda mutua. Actualmente, casi todos los sectores de la economía ya cuentan con negocios colaborativos. Diversos ejemplos que utilizamos de manera cotidiana como Uber (de movilidad), Airbnb (de hospedaje), Emule (de entretenimiento), Youtube (de entretenimiento), Blablacar (de movilidad), Wikipedia (de conocimiento y enseñanza), Crowdsurfing, Google/Facebook/Twitter (de prensa), entre otras categorías.

Y aunque quedan tareas pendientes como regular ciertas aplicaciones, para evitar que engorden la economía sumergida, y mejorar los derechos de los consumidores, la economía está cambiando gracias a la intervención de la sociedad intentando buscar el rasgo de humanización, intentando evitar una realidad no tan lejana como la robotización del modelo económico.

La firma de estudios de mercado Nielsen dice que el 53% de los españoles estarían dispuestos a compartir o alquilar bienes en un contexto de consumo colaborativo.

Pese a que, todo apunta a que nació en 2010, aún es temprano para decir saber hacia dónde va este nuevo modelo económico.

 

¿Tienes una idea de negocio basada en la economía colaborativa?

Contacta con nosotros:

Catalina Valencia

eustartup@finnova.be